Journal    Friends    Archive    User Info    Memories
 

Suzuki's Journal

Feb. 20th, 2011 06:54 pm

 

Todos los laureles son para Alisanne,  la real autora de la serie “Lost and Found”.  Para leerla en inglés pueden seguir el siguiente link: http://alisanne.insanejournal.com/tag/series:+hd+-+lost+and+found

Yo sólo hago uso de mi lengua natal...

Todos los personajes mencionados y la mayoria de las localidades, asi como el mundo mágico de Harry Potter pertenecen a JK Rowlings.  Nosotros sólo los tomamos prestados y los ponemos en diversas situaciones para divertirnos.  Obviamente no tenemos ninguna remuneración más que el placer de escribir y leer estas historias.

Esta es una historia "slash", lo que significa chicos teniendo sexo con chicos, si esto los ofende o molesta de alguna manera, ahora sería un buen momento para dejar de leer.  Este capítulo, sin embargo, es apto para todo público.

Este es un "Drarry". El nombre de la serie: "Perdido y Encontrado"

Capítulo 10


Una chispa de ardor.


Un delicioso aroma subía las escaleras desde la cocina. Draco bajó, refregándose los ojos. Desde que Granger había aplicado su magia como abogada, todo tipo de papeles parecian encontrar su camino hasta la casa a todas horas, sin importar si era de dia o de noche. Y todos ellos parecían requerir su firma. Ultimamante, no había tenido mucho tiempo para dormir.


Gracias a Dios, Potter parcía entender su predicamento, y la limpieza de Grimauld Place se había tornado más pausada.


Como hoy, cuando al parecer, iban a cocinar en vez de quebrar maldiciones.


-Estoy haciendo galletas de Navidad- dijo Potter, luciendo absurdo cubierto en harina y vistiendo un disparatado delantal.


“Ya veo” Draco negó con la cabeza. “Y por qué, precisamente?”


-Porque me pareció divertido, y tu podrias usar un poco de diversión- Potter sonrió. -Los dos podríamos usar un poco de distracción, a decir verdad.”


Puede que tenga razón. -Bien, qué estás haciendo?


Potter flotó un libro de cocina hacia donde estaba Draco. -Me gustó como se ven esas galletas de Papá Noel.


-Ok.- Draco leyó la receta rápidamente y después prestó atención a los ingrediented sobre la mesa. -Te faltan algunas cosas.


-Oh?


-Mmmm- Draco levantó su mano cuando Potter se encaminó a la alcena. -Quédate aquí, yo los traigo.


La alacena era una de las habitaciones que ya habían limpiado de malcidiones, asi que no esperaba ser atracado cuando entró. Se estiró para poder alcanzar las chispas y la bandeja para cocinar las galletas y tuvo que mirar otra vez cuando, al tocarlas, la habitación empezó a brillar a su alrededor. Mierda!


-Potter!


-Qué?


Respirando un poco mejor, Draco se dió vuelta, y se paralizó. Potter estaba desnudo, con una cucharada de chocolate esparcida sobre su pecho. Su musculoso pecho. Con la boca seca, Draco sólo atinó a mirar a Potter fijamente.


Después sacudió su cabeza. -No eres real.


-Por supeusto que sí lo soy.- Potter puso sus brazos alrededor de Draco y se acercó un poco más. -No puedes sentir cuán real soy? Cuánto te deseo? Por qué crees que te dejé quedarte aquí? Lo que quiero es hacerte mío, te deseo tanto...


-Oh, Dios- gimió Draco, y apretó sus ojos. Tragó saliva y empujó a Potter hacia un lado con todas sus fuerzas. -No eres Potter. Eres sólo otro objeto maldito.


-Nunca vas a escapar- La cara de Potter fue reemplazada por la del guardia que había roto la varita de Draco. -Yo podría haber hecho esto fácil para ti, pero al parecer, todo te gusta dificil y doloroso.


-No!- Mirando a su alrededor desenfrenadol Draco vió las chispas y en un rapto de inspiración las agarró.


-Qué estás haciendo?- gritó la aparición, tratando de agarrarlo. -No te atrevas...


Draco levantó su mano e hizo estallar el frasco de chispas contra el piso. El mundo se tornó blanco.


-...aco? Draco? Estás bien?


Draco parpadeó y miró directo en los ojos verdes de Potter, que demostraban cuán preocupado estaba Harry. -Estás vestido.- murmuró.


Potter inclinó su cabeza. - Eh... si, Es un problema?


Si. -Por supuesto que no. Fue una maldición?


Potter asintió y señaló hacia el jarro destrozado en el suelo. -Si, se nos pasó ese frasco cuando limpiamos esta habitación.


Draco sonrió lánguidamente. -No me extraña que se nos haya pasado por alto algo tan pequño cuando la habitación en sí trató de comernos.


-Vamos, levántate.- Potter miró a su alrededor. -Kreacher puede hacernos las galletas.


-Buena idea.


Al salir de la alacena, Potter hizo una pausa y con una mirada confuza levantó un dedo y se lo lamió. -Que extraño. No recuerdo haber abierto el chocolate.


Draco casi gimió ante el espectáculo. -Debo irme.- susurró, huyendo hacia su habitación. Una vez allí, enterró su cabeza en sus manos. Esta noche, se prometió. Es mio esta noche!

Current Mood: accomplished

2 comments - Leave a comment

Jan. 17th, 2011 09:29 pm Capítulo 7- Serie: Perdido y Encontrado

 

Todos los laureles son para Alisanne,  la real autora de la serie.  Para leerla en inglés pueden seguir el siguiente link: http://alisanne.insanejournal.com/tag/series:+hd+-+lost+and+found

Yo sólo hago uso de mi lengua natal...

Todos los personajes mencionados y la mayoria de las localidades, asi como el mundo mágico de Harry Potter pertenecen a JK Rowlings.  Nosotros sólo los tomamos prestados y los ponemos en diversas situaciones para divertirnos.  Obviamente no tenemos ninguna remuneración más que el placer de escribir y leer estas historias.

Esta es una historia "slash", lo que significa chicos teniendo sexo con chicos, si esto los ofende o molesta de alguna manera, ahora sería un buen momento para dejar de leer.  Este capítulo, sin embargo, es apto para todo público.

Este es un "Drarry". El nombre de la serie: "Perdido y Encontrado"


Capítulo 7


Un Descanso


-Necesitamos un decanso- dijo Potter un dia, así, como si de la nada.

Draco, que estaba desayunando, levantó la mirada -¿Qué?

-Los dos hemos estado trabajando realmente duro, y en verdad, estamos yendo mucho más rápido de lo que yo pensé. Ya tenemos más de la mitad de la casa terminada. A este paso vamos a terminar antes de Navidad- Potter sonrió- Eres muy hábil para ésto. ¿Has considerado convertite en un Quebrador de Sortilegios profesional?

No he considerado en convertirme en nada, a decir verdad. Excepto por quizas un masturbador de primera clase. Si bien tampoco podía quejarse acerca de eso tampoco. Hacia añares que no se habia podido relajar lo suficiente como para poder masturbarse en las mañanas. Ahora, si sólo pudiera encontrar alguien que me haga compañía... -Es muy amable de tu parte el haberlo notado- dijo Draco y resopló.

Potter sonrió -¡Ese es el Draco que yo recuerdo de la escuela! Ya me estaba preguntando qué habia sido de ti.

Elevando una ceja, Draco dijo -¿Estás insinuando que extrañas my ingenio sarcástico, Potter? Sólo dime cuándo y veré de encontrar la manera más rápida y segura de rebajarte y menospreciarte.

-Definitivamente estás mejor- Potter se paró. -Estaba empezando a preocuparme. Ahora ven, tengo una idea.- Sonrió. -A propósito, abrígate bien.

¿A dónde...?- pero Potter ya había salido de la cocina, así que Draco se encogió de hombros y terminó su té. Luego se fué a cambiar, sólo que no tenía mucha ropa, y menos ropa que fuera abrigada.

Potter de alguna manera había averiguado acerca de esta escasez, porque cuando Draco llegó a su habitación, encontró una camisa gruesa sobre su cama. Se la puso y pudo percibir que estaba imrpregnada con el perfume de Potter. La camisa era más bien holgada para él, pero era cómoda. Algo de la tensión que se había apoderado de él desde que llegara a lo de Potter, amainó.

Era placentero el haber salido de Grimmauld Place. A Draco le había encantado el invierno desde pequeño, pero hacía años desde que le había sido posible salir por una caminata, sin más.

Potter caminaba tan cerca a su lado que casi estaban rozándose.

Llegaron a un parque en el que Potter era obviamente conocido. Saludaba a casi cada persona con la que se cruzaban. Draco funció su entrecejo. Algo era raro y muy visible. Todos caían en la misma descripción. Muchachos, y todos muy guapos. Dejando de lado los brotes de celos que lo atacaron, Draco siguió su camino.

-Parece que eres muy popular.- masculló Draco después de que el quinto jóven le guiñara el ojo a Potter.

Potter se sonrojó. -Un resabio de mi malgastada juventud. Yo solía salir e ir a clubes, mucho..., mas correcto sería decir que demasiado.

-¿Tú? Draco pestañó. Era realmente difícil imaginarse a Potter andando de parranda. - ¿En clubes muggle?

-Si- Potter se desabrochó el abrigo y señalo la camisa más vale llamativa que traía puesta. -Solía ponerme esta camisa todo el timepo. Pensé que era divertido- Se sonrojó. -Me la regaló Ron, el tarado!. Claro que si lo piensas, da a la gente de qué hablar.

Draco volvió a fruncir su entrecejo. -Gay, queriendo decir...?

-Queriendo decir gay, homosexual.- Potter parecía entretenido con la conversación.

Draco por fin pareció darse cuenta de lo que Potter estaba diciendo y lo miró con la boca abierta.- Eres..., pero que pasó con la chica Weasley, y Chang, y Patil y Granger, and....

-Y tú- la sonrisa de Potter era casi bien triste a este punto. -Solía estar bastante obsesionado contigo en la escuela. No se si recuerdas.”

-Tú... estabas...- Draco respiró. Sin duda el aire tan frío tenía algo que ver con el hecho de que le era tan difícil respirar. -¡Por Merlin! Eres gay!

-Espero que no te presente ningún problema.- Potter había dejado de sonreir.

-¿Un problema? Draco negó con la cabeza. Un mundo de posibilidades se estaba abriendo delante de sus ojos. -No, ninguno. No es ningún problema.

-Bien.- dijo Potter dando a Draco una indescifrable mirada de reojo. -¿Listo para ir a casa?

-Si.- Draco puso sus manos en los bolsillos y estuvo muy callado el resto del camino. Pornto, se prometió, estaría tocando algo, o alguien, más que a si mismo.

Current Mood: quixotic

Leave a comment

Jan. 12th, 2011 08:42 pm

 

Todos los laureles son para Alisanne,  la real autora de la serie.  Para leerla en inglés pueden seguir el siguiente link: http://alisanne.insanejournal.com/tag/series:+hd+-+lost+and+found

Yo sólo hago uso de mi lengua natal...

Todos los personajes mencionados y la mayoria de las localidades, asi como el mundo mágico de Harry Potter pertenecen a JK Rowlings.  Nosotros sólo los tomamos prestados y los ponemos en diversas situaciones para divertirnos.  Obviamente no tenemos ninguna remuneración más que el placer de escribir y leer estas historias.

Esta es una historia "slash", lo que significa chicos teniendo sexo con chicos, si esto los ofende o molesta de alguna manera, ahora sería un buen momento para dejar de leer.  Este capítulo, sin embargo, es apto para todo público.

Este es un "Drarry". El nombre de la serie: "Perdido y Encontrado"

Capítulo 6


Decoración


-Bien, eso fué interesante- dijo Draco, bajando su varita una vez qeu parecía seguro que la habitación no los iba a atacar otra vez.

-Interesante no es la palabra que yo usaría para describir esta experiencia- dijo Potter jadeando e inclinándose contra la pared. -Excitante, quizás, o aún mejor, aterrante.

Draco sonrió al girar para poder apreciar los resultados. Realmente estaba disfrutando de la “limpieza” de Grimmauld Place. Quizás Potter no estaba tan errado cuando sugirió que me dedique a ésto. -Esta sería una habitación perfecta para un árbol de Navidad- dijo, -Si es que planeas en tener uno, por supuesto.

-¿Te parece que debería? Potter se enderezó, -Tienes razón, ¿sabes? Un árbol aquí se vería muy bonito.

-¿Tienes uno?- Draco frunció su entrecejo. No tenía ni idea de cómo es que la gente conseguía sus árboles navideños. Todo lo que recordaba es que solían aparecer cuando era el momento adecuado, y desaparecían al término de las fiestas. El Señor Tenebroso no les había dejado celebrar nada que no fuera él mismo, asi que los años en los que habia residido en la Mansión Malfoy no habían sido de lo más festivos.

-Seguro que Kreacher sabe dónde está- Potter suspiró. -Pero realmente odiaría tener que llamarlo. Está siempre de tan mal talante....

-Yo le podría preguntar- Draco sonrió a medias. -Conmigo es seimpre muy solícito.

Potter rodó sus ojos. -Si, porque eres increiblemente zalamero con él- murmuró Potter con una media sonrisa formándose en sus labios.

Draco dejó escapar una risotada -¡Kreacher!

Con el sonido particular que acompañaba las aprariciones del elfo, Kreacher se hizo presente, perstañando y mirando a Draco -El señor Huésped Adecuadamente Purasangre, está necesitando algo?

-Hay un árbol de Navidad en la casa?- preguntó Draco.

Kreacher asintió -Está estando en el ático, Señor Huésped Adecuadamente Purasangre.

-Bájalo y ármalo- dijo Potter, -este lugar necesita un poco de alegría navideña.

Kreacher gesticuló, y unos segundos mas tarde un árbol viejo y lleno de polvo estaba erguido en la esquina.

-¿Hay adornos? ¿Y luces?- preguntó Draco.

Otro gesto del elfo y una caja trambién llena de polvo apareció en el medio de la habitacion. Se abrió sola, dejando ver los adornos rotos y decrépitos en su interior.

-Quizás debiéramos comprar nuevos adornos...- sugirió Potter haciendo una mueca.

-No- Draco se agachó y miró dentro de la caja. -Estos van a servir. Sólo necesitan que los limpiemos un poco.- Levantó una campana de cerámica y la sopló. -Puede que sean muy valiosos...

-Si te parece... Supongo que yo me encargaré de las luces.

Les llevó sólo unos minutos. Luego de algunos Sortilegios de Limpieza el árbol estaba listo y Draco esta levitando adornos y poniéndolos sobre él, mientras Potter probaba y desembrollaba las luces.

Tomando unos pasos hacia atrás, Draco observó como Potter finalmente encendió las luces. -No está nada mal- dijo Potter. -Esta fué una buena idea Dra-Malfoy.

-Puedes llamarme Draco. Después de todo, parece que vamos a pasar las fiestas juntos.

-Es verdad- Potter sonrió. -Tú deberías llamarme Harry, entonces.

-Harry- repitió Draco, como probando el nombre en sus labios. -Supongo que es lo que corresponde.

-Ahora lo único que falta son unos regalos bajo el árbol.- dijo Harry con tono pensativo.

Draco asintió. Si bien, para mí, un lugar donde vivir es regalo suficiente.

Current Mood: chipper

Leave a comment

Jan. 12th, 2011 08:04 pm

 

Todos los laureles son para Alisanne,  la real autora de la serie.  Para leerla en inglés pueden seguir el siguiente link: http://alisanne.insanejournal.com/tag/series:+hd+-+lost+and+found

Yo sólo hago uso de mi lengua natal...

Todos los personajes mencionados y la mayoria de las localidades, asi como el mundo mágico de Harry Potter pertenecen a JK Rowlings.  Nosotros sólo los tomamos prestados y los ponemos en diversas situaciones para divertirnos.  Obviamente no tenemos ninguna remuneración más que el placer de escribir y leer estas historias.

Esta es una historia "slash", lo que significa chicos teniendo sexo con chicos, si esto los ofende o molesta de alguna manera, ahora sería un buen momento para dejar de leer.  Este capítulo, sin embargo, es apto para todo público.

Este es un "Drarry". El nombre de la serie: "Perdido y Encontrado"

Capítulo 3

Algo en qué pensar


-Yo...nece... necesito tu ayuda- Las palabras parecieron flotar entre ellos hasta que Draco, con movimientos nerviosos, tomó un sorbo de su té, tan caliente que casi se quemó, y tomó una galleta.

-Nunca pensé que escucharía esas palabras salir de tu boca.- dijo Potter, con un tono reflexivo, al oir el pedido casi balbuceado de Draco. -¿Por qué habrías de necesitar mi ayuda?

Draco, con su boca llena de migas de las galletas, miró hacia un costado. -¿Has escuchado lo que sucedió con mis padres?- Al ver a Potter asentir con una inclinación de su cabeza, Draco suspiró. No creía haber podido hablar acerca de eso ahora – Después de leer su veredicto, leyeron el mío y antes de retirarse de la cámara partieron mi varita.-

¿Quiénes?- Los ojos de Potter se habían entrecerrado.


-Los guardias del Ministerio- Las manos de Draco estaban temblando. Puso su taza sobre la mesa y sus manos bajo la cobija. -Dijeron que fué un accidente, pero yo sé que no fué así.- En las imágenes en su mente, Draco podía ver la sonrisa mordaz en la cara del guardia que había sostenido su varita en alto y la había quebrado.

Potter suspiró -Lamento oir lo que sucedió, pero sigo sin ver como yo podría...-

-Necesito una varita- Draco casi atacó a Potter con su mirada -Y toda nuestra fortuna ha sido confiscada-

-Así que lo que necesitas ¿es dinero?-

-Dinero puedo conseguir- Draco sabía de gente que le pagaría por hacer... cosas. El orgullo no iba a llenar su estómago vacío. De ser necesario podria vender su boca o su trasero. Su padre tenía amigos que siempre le habían hecho saber de su interés en él. De solo pensarlo, se estremeció. -Lo que necesito es de alguien que no es un Mortífago, que vaya y me compre una varita.-

-¿Cómo planeas vivir mientras tanto?- persistió Potter.

Draco cerró los ojos -¿Que importa? ¿Me vas a ayudar, o no?-

-¿Qué tal si te ofrezco un trabajo?-

-¿Qué?- Draco pestañó -¿Por qué?

Potter levantó sus hombros -Necesito ayuda para limpiar este lugar y todos mis amigos están ocupados. Podrías quedarte acá mientras me ayudas y yo te pagaría- Potter sonrió -Y por supuesto que te voy a conseguir la varita.-

Era demasiado bueno para ser verdad. Draco frunció su ceño -Dónde está el truco?-

Potter sorprendió a Draco al sonrojarse- No hay ningun truco. Voy a tener una visita mañana y necesito ayuda... entreteniéndolo-

Miles de diferentes tipos de pensamientos se le cruzaron por la cabeza a Draco. Quiere tener un “trío” conmigo? O quizás quiera que me le entregue a otro tipo mientras él mira... pero, antes de que pudiera responder Potter extendió una mano y una fotografía voló hacia su mano. Se la dió a Draco.

-Ése es Teddy, mi ahijado- Al mirar hacia abajo Draco vi una foto mágica de un niñito vestido hasta la punta de los pelos en un traje rojo para la nieve, muy concentrado construyendo un hombre de nieve -Andrómeda necesita que lo cuide mañana. Creo que podría utilizar la ayuda.-

-Es mi primo- Draco reconoció -Recuerdo haberlo visto una vez-

Potter inclinó su cabeza -Sí, Andie...ella ha mencionado que le gustaría poder conocerte-

Draco lo miró con los ojos muy abiertos -¿En serio?

-Sí. Así que... ¿tenemos un trato?-

Las manos de Draco por fin dejaron de temblar. No tenía alternativa. Era ésto o las calles, y Merlín sabía que Draco no habría de sobrevivir por largo tiempo ahí afuera. -Sí, trato-

Current Mood: exhausted

Leave a comment

Jan. 9th, 2011 10:08 pm

 

Todos los laureles son para Alisanne,  la real autora de la serie.  Para leerla en inglés pueden seguir el siguiente link:  http://alisanne.insanejournal.com/1252111.html"

Yo sólo hago uso de mi lengua natal...

Todos los personajes mencionados y la mayoria de las localidades, asi como el mundo mágico de Harry Potter pertenecen a JK Rowlings.  Nosotros sólo los tomamos prestados y los ponemos en diversas situaciones para divertirnos.  Obviamente no tenemos ninguna remuneración más que el placer de escribir y leer estas historias.

Esta es una historia "slash", lo que significa chicos teniendo sexo con chicos, si esto los ofende o molesta de alguna manera, ahora sería un buen momento para dejar de leer.  Estos capítulos, sin embargo, son apto para todo público.

Este es un "Drarry". El nombre de la serie: "Perdido y Encontrado"



Capítulo 4

Varitas Preparadas


Draco no había pensado que habría de dormir bien esa noche, Años de insomnia, primero mientras planeaba la muerte del director y luego por tener al Señor Tenebroso y otros monstruos viviendo en su casa, no habían venido sin un precio, pero debería de haber estado exhausto porque, para su sorpresa, había dormido como un lirón.

Cuando se despertó, una luz tenue se estaba filtrando a través de su ventana. Se quedó tendido en su cama hasta que no pudo ignorar más los ruidos que hacia su estómago. Vistiendo uno de sus pijamas, ya que había logrado quedarse con algunas de sus pertenencias, después de lavarse la cara, salió del baño.

Siguiendo los deliciosos aromas, entró en la cocina, donde encontró a Potter comiendo.

-¡Buen día!- dijo Potter, señalando una silla para que se sentara, en frente suyo. -Sírvete lo que quieras, a Kreacher se le fue un poco la mano esta mañana-

-Así parece- murmuró Draco, sentándose en su lugar. No era nada comparado con los festines que solían tener en la Mansión en los días de antaño, antes de que señores tenebrosos y hombres lobos empezaran a aterrorizarlos, pero no había mucho de que quejarse.

Se sirvíó huevos, tomates y tostadas, Draco comió lentamente, soaboreando cada bocado.

-Así que... primero lo importante- dijo Potter recostándose en el respaldo de su silla -Necesitamos conseguirte una varita.-

Draco se paralizó a medio morder -¿Cómo?- preguntó -No puedo entrar así como así en un negocio de varitas. Mi veredicto incluye la prohibición de comprar una, y no creo tener que recordarte acerca de las nuevas leyes que prohíben la entrada a Mortífagos en el callojón Diagon-

-Sí, y eso es ridículo- los ojos de Potter brillaron de una manera peligrosa detrás de sus lentes. Por un momento Draco pudo ver al hombre que había aniquilado al Señor Tenebroso- Pero vamos a tener que ocuparnos de eso más tarde. Ahora hay alguien que va a venir a visitarnos, alguien que puede ayudarte.-

El Flú hizo un ruido y Potter sonrió, levantándose. -Ésa deber ser ella. Dame un minuto.-

¿Ella? Draco tomo un par de pequeños mordiscos de su tostada, tratando de escuchar lo que Potter estaba diciendo en el salón, pero él y ella estaban hablando muy bajito.

-Hola Draco- dijo una voz muy suave detrás de su cabeza, y Draco, sobresaltado, dejó caer su tostada, haciendo un lío con las migajas.

-¿Lovegood?

Luna se sentó a su lado, poniendo algo que olía delicioso frente a él. -Latte- explió ella cuando Draco miro la taza -Hay un nuevo café en Diagon, y los lattes son mis favoritos...-

Potter carraspeó y ella hizo una pausa. -¡Oh! Tu no puedes ir ahi ahora, ¿no es cierto? Lo siento.-

Draco asintió, -Gracias- Su mirada pasó de Potter a Luna y de vuelta -¿Qué es lo que te dijo Potter?-

Ella sonrió – Lo suficiente- De uno de los boldillos de su túnica sacó lo que parecía ser una caja de varitas. La puso sobre la mesa y movió su mano sobre ella para abrirla. -Ahora, veamos. Tu vieja varita era de espino y pelo de unicornio, ¿verdad?-

-Si- Draco frunció su entrecejo, -pero no puedo usar cualquier varita...-

-¡Oh! Ya lo sé- dijo mientras levantaba una para estudiarla -¿Harry no te dijo? Soy una fabricante de varitas, ahora. Prueba ésta.-

Draco la tomó y varios jarros de cerámica, que estaban en el estante, explotaron.

Potter se rió y con un gesto de su mano limpió el desparramo.

Luna movió su cabeza y quitó la varita de las manos de Draco. -No, no creo que ésa sirva- Luna inclinó la cabeza hacia un lado. -Caoba, me parece. Quizás...- Sacó una segunda varita, una mas adornada y algo curvada, y se la dio a Draco.

El la tomo con cautela y apuntando a un pedazo de tostada dijo “Wingardium Leviosa”.

No pasó nada.

-Mm. No, esa tampoco.- Apretando los labios, Luna volvió a buscar en la caja, esta vez sacó una varita que no parecia tener nada fuera de lo común.

Draco sintió los pelos en su cuello erizarse. Aturdido, alcanzó a sacarlesela de la mano a Luna y un sentido de rectitud y bienestar se apoderaron de su ser. Respiró profundo, tragó el nudo que se le hizo en la garganta y tuvo que parpadear un par de veces para evitar que las lágrimas que estaban por escapar, cayeran sobre su mejilla.

-Deberías probarla para estar seguro- Dijo quietamente Luna.

Carraspeando, Draco asintió con su cabeza y apuntando al lío de migas en su plato dijo -¡Evanesco!

No sólo las migas desaparecieron, con ellas se fueron también las manchas de manteca que había sobre el mantel.

-Excelente- dijo Potter -Eso es todo, entonces- Y como si supiera lo emotivo que era este momento para Draco, continuó diciendo -Te dejaremos por unos momentos con tu varita. Necesito acompañar a Luna al Flú-

Luna cerró su caja, se paró, tomo su “latte' y palmeó a Draco en los hombros. -Usala para el bien, Draco-

Una vez que los dos amigos estuvieron fuera de la cocina, Draco acarició su varita nueva tratando de apenderse su contorno. ¡Se sentía tan bien! Tan bien como nada se había sentido en años.

-Bien, ahora que estás armado, estás preparado- Dijo Harry

-¿Para?- Dijo Draco levantando una ceja. ¿Es que vamos a ir a una batalla?

Potter sonrióde costado. -Teddy, el Huracán-

Mientras Draco estaba tratando de asimilar lo que Potter acababa de decir, se sintió el ruido que Kreacher, a quién Draco había sido introducido la noche anterior, hacía al aparecer. Refunfuñando puzo una taza de cerámica en la mesa, con tanta fuerza que casi la rompió. En la taza había un líquido que parecía chocolate caliente, con crema batida y jarabe. -De parte de la señorita, a Kreaher no le gusta traer comida inmunda de muggles a la casa-

Potter empezó a reir. -Eso es un latte- explicó, mientras Draco miraba la taza sin comprender qué era. -Un regalo de Luna, supongo-

Dudando al principio, Draco levantó la taza y tomó un trago de manera tentativa. Apenas pudo disimular el gemido de placer, cerró los ojos y bebió. Cuando los abrió, Potter lo estaba mirando con una sonrisa muy particular.

-Evidentemente, eres otro converto al latte- dijo levantándose. -Bueno, termínatelo, vas a necesitar la energía-

Una vez que Potter salió de la cocina, Draco puso su varita en su bolsillo, y se paró. Terminó su latte y sonrió, por primera vez en meses se sentía capaz de aceptar un desafío y confiar en que podía ganar.

Capítulo 5

 

Limpiando la Casa

-Y eso- bufó Potter- fué Teddy.

Draco, quien estaba recostándose contra la pared del salón de recepción en Grimmauld Place, gimió. -No creo que me estés pagando lo suficiente, Potter!

Potter sonrió -Podemos renegociar tu contrato antes de que venga la próxima vez.

-Yo te puedo asegurar que así lo haremos” Murmuró Draco, empujándose de la pared y siguió a Potter. Una vez en la sala, Draco pensó que ese parecía un lugar por el que habían pasado guerras, varias guerras.-¿Cómo puede una persona tan pequeña hacer semejante destrozo?

-¡Me he estado preguntando lo mismo estos últimos dos años!- Potter sacó su varita- Bien, es tiempo de limpiar. Si lo hacemos rápido, puede que todavía nos quede tiempo de atacar alguna de las habitaciones.

Draco asintió. Había tenido la infantil idea de que el trabajo sería algo sencillo, idea que fué erradicada para cuando Teddy- quien había sido apodado, con toda razón, como “el Huracán Teddy”- habia llegado a la casa. Harry y Draco habían estado tratando de purgar una de las habitaciones de la Magia Negra que todavía residía en el lugar, y ésta se había...resistido. Todo el embrollo le había generado un dolor de cabeza a Draco, al cual, los chillidos de Teddy no habían hecho más que contribuir.

Les tomó unos minutos, pero al final lograron que la habitación se viera como antes de que Teddy “el Terrible”- el nuevo apodo con el que Draco lo llamaba- llegara a Grimmauld.

-¿Necesitas descansar o podemos intentar otra vez?- preguntó Potter.

Es mejor hacerlo antes de que se ponga el sol- aconsejó Draco- Las cosas malditas siempre toman más poder a la noche, me imagino que las habitaciones deben seguir el mismo principio.

Potter asintió y asegurándose de que Draco estaba listo, destrabó la puerta de una sala de estar secreta.

De inmediato Draco sintió el frío. Tratando de sacudirlo y apretando los dientes dijo -Yo me encargo de este lado, tu toma aquél.

Potter, sonando como si estuviera a millas de allí, dijo,- Muy bien-

Trabajaron en tándem. Draco tuvo que gritar un aviso o dos acerca de algunas trampas que claramente habían sido puestas por alguna persona muy sádica. Había levandado frente a si un conjuro protector que lo salvó más de una vez. Para cuando alcanzaron la pared del fondo, Draco estaba realmente exhausto.

-Ya casi terminamos, creo- Dijo Potter.

Draco asintió. -Si, sólo esta última...- sus manos rozaron una caja que estaba sobre la mesa con aparencia inocua. Los ojos de Draco se abrieron desmesuradamente -Harry...

El mundo explotó.

~

-Qué mier...- Draco miró a su alrededor. Estaba en el Londres muggle, en una calle cualquiera, y había nieve cubreindo el suelo. -Por el amor de Merlin! ¿Donde estoy? ¿Potter?

Lo llamaste Harry hace un rato.

Ignorando esa voz en su cabeza, Draco empezó a caminar para ver si, de alguna manera, habia sido expulsado de la casa de Potter.

Mientras caminaba, tomó nota de sus alrededores, en caso de que se perdiera otra vez. Parpadeando, Draco paró. Estaba donde había empezado, la misma casilla que los muggles usaban para llamar por lo que sea que usaban en vez de la red Flú, las mismas motocicletas cubiertas de nieve... ahora que prestaba atención, una de ellas todavía tenia la marca que él mismo habia dejado en la nieve. -La mierda!-

-Es ese un lenguaje apropiado para un agradable jóven purasangre y de alta alcurnia como tú?

Draco se dió vuelta y vió una figura entre las sombras. -¿Quién eres?

Se escuchó una risotada en una voz masculina que hizo que los pelos de Draco se erizaran -Tú sabes quién soy, Draco. Tú me conoces muy bien. Soy el que plaga tus pesadillas. Soy el que, en el fondo de tu ser, todavía crees que va a volver a castigarte.

Dando unos pasos hacia atrás, Draco empezó a negar con su cabeza. -No...

La cara sonriente, malvada del Señor Tenebroso salió de las sombras. -¡Oh, sí! Dijo casi como un silbido. -Y tú harás de garantizarme la vuelta al mundo. Tú, Draco, vas a entregarme a Harry Potter...-

-¡No!- Agitando su varita frente a su cara, Draco apuntó a Voldemort sin importarle cómo le temblaba la mano.

-¿Vamos a tener un duelo?- El Señor Tenebroso se burló.- Veamos de qué estás hecho entonces, Jóven Malfoy. Avada...

-¡Draco!- Alguien gritó de repente y Draco se vió en el piso, en la casa y mirando a Potter.- ¿Estás bien?

-Yo...- avergonzado, se dió cuenta de que estaba temblando.- El Señor Tenebroso, yo lo vi, él...

Potter lo estaba tomando de los hombros. -Él ya no existe, no más. La caja era una trampa. Te encierra en tus peores pesadillas.- Las facciones de Potter se endurecieron.- La destruí. ¡Cosa desagradable, si las hay! ¿Estás bien?

-No sé. Creo que si- dijo Draco en un murmullo.- Fué horrible.- añadió.

-Me parece que es suficiente por esta noche.- Potter miró a su alrededor.-Voy a sellar esta habitación otra vez y la podemos volver a atacar en la mañana, está bien?

Draco asintió con la cabeza y con la ayuda de Potter se paró. Se sentía bastante mejor. -Gracias.

Potter sonrió. -Gracias a tí. No creo que hubiera podido hacer nada de no haber tenido otra persona aquí conmigo.

Draco elevó sus hombros. -Seguro que hubieras podido.

-No, no lo creo.

Mientras caminaban hacia la puerta, Draco se acarició los brazos, en el lugar de donde Potter lo había levantado. No tenía idea de por qué, pero, de repente, se sintía muy bien.

Current Mood: tired

Leave a comment

Jan. 6th, 2011 07:52 pm

Todos los laureles son para Alisanne,  la real autora de la serie.  Para leerle en inglés pueden seguir el siguiente link:  http://alisanne.insanejournal.com/1252111.html"]Lost 

Yo sólo hago uso de mi lengua natal...

Todos los personajes mencionados y la mayoria de las localidades, asi como el mundo mágico de Harry Potter pertenecen a JK Rowlings.  Nosotros sólo los tomamos prestados y los ponemos en diversas situaciones para divertirnos.  Obviamente no tenemos ninguna remuneración maás que el placer de escribir y leer estas historias.

Esta es una historia "slash", lo que significa chicos teniendo sexo con chicos, si esto los ofende o molesta de alguna manera, ahora sería un buen momento para dejar de leer.  Este capítuklo, sin embargo, es apto para todo público.

Este es un "Drarry". El nombre de la serie: "Perdido y Encontrado"

Capítulo 2

 

Cálido


Hacía calor y en el aire había un olor a especias mezcladas. Draco se despertó despacio, sintiéndose seguro, a salvo.

-¿Por fin despierto?- Dijo una voz familiar.

Al escucharla, los ojos de Draco se abrieron de par en par. -¿Potter?-

Potter, evidentemente muy cómodo, visitendo una camisa y un par de jeans, estaba sentado frente a Draco. -Sí, estaba pensando que quizás debería haber llamado por la Red Flú a un sanador.-

¿Me desmayé? ¡Que bochorno! -¿Hace cuánto...?-

-¿Hace cuánto que te desmayaste?- Potter miró hacia la repisa de la chimenea donde un grupo de velas estaban encendidas. -Hace alrededor de diez minutos. Supongo que necesitabas el descanso. Ahora debes estar necesitando algo de té.-

El estómago de Draco hizo un ruido que lo hizo sonrojar. -Si no es mucho problema.-

Potter sonrió. -Te tomaste muchas molestias para encontrarme, Draco. Lo menos que puedo hacer es alimentarte y así puedo averiguar el por qué de tus esfuerzos.”

Draco se sentó, sin sentir frío por primera vez en semanas y suspiró. Sí, ¿Por qué?

Current Mood: hopeful

Leave a comment

Jan. 3rd, 2011 10:59 pm Perdido

Todos los laureles son para Alisanne, la real autora de la serie. Para leerle en inglés pueden ir a la página de alisanne, aquí en Insane Journal. Yo sólo hago uso de mi lengua natal...
 
Eventuamente va a ser una historia "Slash", lo que significa chicos teniendo sexo con chicos. Si esto les molesta u ofende de cualquier manera, gracias por el interés pero es hora de dejar de leer. Sin embargo, este capítulo no tiene nada que no sea apto para todo público. Todos los personajes y la mayoría de los lugares mencionados, asi como el mundo mágico de Harry Potter pertenecen a JK Rowlings. Nosotros sólo los ponemos en situaciones que nos interesan para divertirnos un poco!! Este es un "Drarry". El nombre de la serie: "Perdido y Encontrado"

Este es el primer capítulo.

 Perdido 


Draco se ajustó el sobretodo, apretádondolo un poco más contra su cuerpo. Podría haber usado un Encantamiento de Calor, pero no le era posible, ya no tenía su varita. Así que, suspirando, siguió en su camino. Le costaba tanto como si fuera cuesta arriba.

 Levantó la mirada, y se quedó sin aliento al ver la torre del reloj brillando en contra el cielo de la noche. A pesar de sus tribulaciones todavía era capaz de apreciar la belleza que presentaba Londres en el invierno. Claro que si no lo encuentro rápido, lo mas probable es que me congele

-Doce, Grimauld Place- susurró, repitiéndolo casi como un mantra.

 Cuando finalemente llegó, Draco estaba exhausto. Golpeó y cuando la puerta se abrió, el calor literalmente lo golpeó en la cara. Draco hizo lo que había jurado no hacer. Se desmayó.

Current Mood: curious

Leave a comment